La Historia de las Marcas en el Mundo

historia de marcas

El Inicio de la Historia de las Marcas

El ser humano lleva poniendo marcas en cosas desde antes de que existiera la palabra. Aunque es casi imposible saber con exactitud cuándo surgió la primera marca comercial, gracias a Google (que también es una marca comercial), tenemos acceso a información que demuestra que uno de los primeros ejemplos conocidos se remonta al año 5000 a.C.

En esta época, la gente en China fabricaba cerámica que incluía el nombre del emperador chino en el poder. Este artículo también mostraba la ubicación del lugar donde fue creado, así como el nombre de la persona que lo hizo.

Ahora, trasladémonos a otro continente. Hace miles de años, los egipcios también dejaban sus marcas distintivas en casi todo lo que fabricaban: ropa, ladrillos, azulejos, platería, lápidas, etc. Sin embargo, estas antiguas marcas no tenían validez legal. Se utilizaban sobre todo como una forma de reclamar derechos sobre cualquier creación.

¿Le suena la palabra jeroglífico? Si es así, sabrá que los jeroglíficos formaban parte del sistema de escritura del antiguo Egipto. Estos caracteres se utilizaban para describir una idea y el pueblo también los usaba para identificar algo que había sido creado por alguien. Pero los egipcios no eran los únicos que hacían esto.

Las primeras marcas también se encuentran en objetos romanos. Los romanos, hace muchos años, se aficionaron a las marcas, poniéndolas en objetos como la vajilla. ¡Incluso los propios cimientos de la antigua Roma llevaban marcas!

Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XIX cuando surgieron las primeras leyes de marcas modernas. A partir de entonces, la normativa ha ido evolucionando hasta el día de hoy.

¡Las marcas ya son oficiales!

Ahora que hemos aprendido algo de historia sobre las marcas y cómo se introdujeron en nuestro mundo, vamos a averiguar cuándo se legalizaron oficialmente.

En el año 1266, el Parlamento de Inglaterra aprobó la primera legislación relativa a las marcas. Esto ocurrió bajo el reinado de Enrique III. Esta ley, llamada Ley de Marcas de los Panaderos, exigía que cada panadero pusiera una marca única en los panes producidos.

A partir de entonces, los plateros debían marcar sus mercancías, las marcas de imprenta se añadían a los libros para identificar al impresor, los emblemas decoraban los palacios, los castillos de los nobles, las posadas y las tabernas, y se utilizaban ampliamente en el comercio, etc. Todo esto sucedía en Inglaterra.

En el año 1791, el Secretario de Estado (EE.UU.), Thomas Jefferson, a petición de Samuel Breck, fabricante de telas para velas en Boston, Massachusetts, recomendó al Congreso que permitiera el registro de marcas. Sin embargo, la propuesta no se llevó a cabo. No fue hasta 1870 cuando se aprobó la primera Ley Federal de Marcas de EE.UU. y la marca Averill Paints recibió la primera marca registrada en virtud de dicha ley.

Después siguieron Alemania en 1874, Gran Bretaña en 1875, Japón en 1884 y, por supuesto, el resto de países del mundo. A día de hoy, los solicitantes pueden pedir protección hasta en 107 países.

Trademark law

Nombres y Logotipos Registrados Más Antiguos en la Historia de las Marcas

Echemos un vistazo a algunas de las marcas registradas más antiguas del mundo.

Chequia: La marca registrada más antigua del mundo es la marca de cerveza Checa PILSNER, de 1859. Han pasado más de 160 años y sigue activa. ¡Se ha renovado con éxito cada 10 años!

Reino Unido: La primera marca fue registrada por la empresa Bass y se utilizó para marcar la cerveza. La ley de registro de marcas se aprobó en el Reino Unido en 1875 y hay una historia interesante que la acompaña.

Se dice que, cuando se abrieron las solicitudes de registro de marcas el 1 de enero de 1876, se envió a un empleado de Bass a esperar toda la noche fuera de la oficina de marcas el día anterior para ser el primero en la fila para registrar una marca a la mañana siguiente. Por supuesto, completó su tarea y, al igual que la marca Checa, esta marca sigue activa hasta el día de hoy.

Estados Unidos: Algunas de las marcas registradas más antiguas son las siguientes:

Coca Cola (1893): Todos conocemos ésta. Esta marca, que vende bebidas tónicas, se registró el 31 de enero de 1893 y, ¡se ha renovado con éxito hasta el día de hoy!

Heinz (1897): Este nombre probablemente le resulte familiar. La marca Heinz se registró el 28 de diciembre de 1897. Al igual que la marca Coca Cola, se ha renovado con éxito hasta el día de hoy.

Como puede ver, es muy interesante que la protección de la marca, renovada consecutiva y eficazmente, pueda ser incluso eterna.

Las Marcas en la Actualidad

En el pasado, antes de que se legalizaran oficialmente las marcas, la gente ya pensaba en poner un nombre, un símbolo o una imagen a un producto que era de su propia creación. Ya tenían un sentido de propiedad. Así que sabemos que esto existía incluso antes de que un grupo de personas decidiera que debía ser una ley.

Por eso la gente empezó a añadir símbolos, imágenes y palabras a sus productos para asegurarse de que todo el mundo supiera que el nombre era suyo. Sin embargo, las normas de entonces no eran las mismas que las de ahora. Con el paso de los años, estas marcas evolucionaron hasta el sistema actual de registro y protección de marcas. 

Ahora sabemos que cada país tiene diferentes regulaciones y jurisdicciones en materia de marcas. Por ejemplo, algunos países dan a los solicitantes la opción de presentar sus marcas en blanco y negro, como en Estados Unidos. Otros países no lo hacen. O bien, algunos países son más flexibles en cuanto a la similitud entre marcas, mientras que otros son muy estrictos al respecto.

s evidente que las marcas no son algo nuevo y que a lo largo de la historia ha habido símbolos, "jeroglíficos" o imágenes que se han asociado a personas u organizaciones concretas.

Conclusión

Por último, aunque no te des cuenta, todo el mundo trata con marcas comerciales a diario. Todo lo que compramos tiene detrás el trabajo y el sudor de alguien. Es de vital importancia reconocer esto y también lo importante que son las marcas para ayudar a los empresarios a hacer crecer sus compañías.

Tenga en cuenta que aunque haya ideado un producto y/o servicio y quiera registrar un nombre para el mismo, tiene que asegurarse de que ese nombre no ha sido registrado todavía o de que no hay ninguno similar. El no investigar una marca antes de solicitarla puede llevar a recibir una objeción por parte de la oficina de marcas del país en el que quieres registrarla o, incluso peor, una infracción de la marca que lleve a una carta de cese y desistimiento por parte de otro propietario de la marca.

Por eso recomendamos realizar una búsqueda de marcas. Dedicar el tiempo y el dinero por adelantado para determinar si una marca está disponible ayudará a evitar los elevados costes de una disputa o un litigio.

Por último, sepa que cuanto más distintiva sea su marca, más fácil será protegerla. Si tiene alguna pregunta sobre las marcas, ¡podemos ayudarle! ¡Póngase en contacto con nosotros!

 

Autor: Solange Ramirez, Trademark Consultant @ iGERENT.com

Share icon

Contáctenos