¿Qué se puede y qué no se puede registrar como marca?

Qué se puede registrar como marca

A menudo hay mucha confusión y desinformación en torno al tema de lo que puede y lo que no puede registrarse como marca. 

Ahora que su negocio está creciendo y sus ventas están mejorando enormemente, usted cree que ha llegado el momento de registrar el nombre de su empresa. Muchas personas que se encuentran exactamente en la misma situación se hacen esta pregunta: "¿Qué puedo registrar como marca?". Se lo preguntan porque no están seguros de si es posible registrar un color, una palabra común, un símbolo o incluso sus nombres de nacimiento.

En los siguientes párrafos daremos algunas respuestas a esta pregunta.

¿Qué es una Marca?

La palabra "marca" es probablemente un término con el que ya está familiarizado. En realidad, se puede registrar casi cualquier cosa, pero hay que tener en cuenta algunas cosas importantes antes de presentar una solicitud en la oficina de marcas de su país.

Una marca es un signo que ayuda a la gente a identificar los productos o servicios que proporciona una empresa de los productos o servicios proporcionados por otra empresa.

¿Qué se puede registrar como marca?

Ahora que hemos aclarado el significado de la palabra "marca", pasemos a la primera pregunta de los párrafos anteriores: "¿Qué puedo registrar como marca?".

Las marcas pueden ser cualquier cosa, desde una simple palabra, nombre o frase, hasta "signos" más abstractos como formas, imágenes, sonidos, aspectos del envase, colores o incluso olores. 

En varios países, como Australia, India y los Estados Unidos de América, es posible incluso registrar olores como marcas, aunque es muy poco habitual.

Dado que las marcas denominativas o los logotipos representan la gran mayoría de las solicitudes de marcas, nos centraremos esencialmente en ellas.

¿Qué no se puede registrar como marca?

No todas las palabras o logotipos pueden ser marcas. Para que un signo funcione como marca y, por tanto, pueda registrarse, debe servir como indicador de la fuente de origen de los productos o servicios correspondientes. 

Algunos criterios por los que es probable que se rechacen las marcas son comunes a la mayoría de las oficinas de marcas. Son los siguientes:

Marcas Anteriores Idénticas o Similares

En primer lugar, si usted presenta una solicitud de marca que es idéntica o muy similar a una marca existente, lo más probable es que reciba dos cosas: una objeción de la oficina de marcas o una oposición del propietario de la marca idéntica o similar.

Los factores que deben tenerse en cuenta, entre otros, son la similitud visual y fonética (se parece, suena como), los significados de las palabras, las traducciones y las consideraciones del mercado. Esto se conoce comúnmente como "riesgo de confusión".

Sin embargo, existe una pequeña posibilidad de que pueda superar estas objeciones u oposiciones. Los examinadores tendrán en cuenta los siguientes criterios:

1. La naturaleza de la marca;
2. Los tipos de productos o servicios para los que se solicita el registro.

Por ejemplo, usted decide intentar registrar el nombre "Belle-art" para productos de belleza. Sin embargo, como no pidió una búsqueda de marcas primero, no sabía que ya existe una marca registrada para el mismo nombre "Belle-art". Aquí es donde podría recibir una objeción u oposición.

Sin embargo, sabemos que la marca ya registrada "Belle-art" está registrada para utensilios de cocina. En este caso, usted podría registrar su marca ya que vende productos de belleza que pertenecen a una clase diferente de los productos que vende el tercero (utensilios de cocina).

En cualquier caso, para evitar situaciones como ésta, que implican costes adicionales, se recomienda encargar una búsqueda de marcas para conocer sus posibilidades de éxito en el registro.

Marcas Genéricas

Una de las razones por las que su marca será rechazada con toda seguridad es si está formada únicamente por términos genéricos. Se trata de palabras o símbolos que comunican qué tipo de producto o servicio se ofrece al público.

Por lo general, el derecho de marcas no permite que una empresa reivindique un término genérico como su marca. Un término genérico es una palabra o frase que identifica el tipo de producto o servicio de que se trata: por ejemplo, "Manzana" utilizado para la fruta o "Ropa" utilizado para identificar un producto de ropa.

Todo el mundo merece el derecho a identificar con precisión el tipo de productos o servicios que ofrece al público. Si se permitiera a una empresa reclamar derechos exclusivos sobre un término genérico, sería injusto para la competencia.

Marcas Descriptivas

Las marcas descriptivas son un tipo de marca que contiene palabras que identifican las características de un producto y se consideran generalmente marcas débiles. Aunque las marcas pueden registrarse si contienen algunos elementos descriptivos, no pueden registrarse si son "meramente descriptivas", es decir, si contienen SOLO palabras descriptivas.

Por ejemplo, "AUTO RÁPIDO" es meramente descriptivo, ya que "rápido" es una cualidad de los autos. Por lo tanto, si alguien intenta registrarlo, recibirá sin duda una objeción.
 
Si, por el contrario, intentan registrar las palabras "AUTOS SABROSOS" para vender coches, entonces esta solicitud podría ser aceptada, ya que "la sabrosura" no es una característica que se asocie habitualmente a los coches y, por tanto, sería distintiva.
 
Tome en cuenta que si se tratara de registrar una marca para verduras, ocurriría lo contrario: "FRUTAS RÁPIDAS" probablemente no se consideraría descriptivo, pero "FRUTAS SABROSAS" sí.

Restricciones Específicas por País

Además de los requisitos mencionados, que son comunes a la mayoría de los países, algunos de ellos tienen restricciones específicas. A continuación se describen algunas de ellas. No obstante, si tiene previsto registrar una marca en un país concreto, debe comprobar siempre sus requisitos específicos.

Reino Unido

En el Reino Unido, una marca será rechazada si incluye la imagen de una corona o imágenes de miembros de la familia real, banderas y otros emblemas de Estado, o escudos de armas.

Suiza

La Oficina Federal de Marcas de Suiza prohíbe el uso de los emblemas de soberanía suizos, entre ellos la cruz suiza y los escudos cantonales, en las marcas registradas para productos. Pueden utilizarse para marcas de servicio.

Australia

En la mayoría de los países, los apellidos pueden registrarse como marcas bajo determinadas condiciones. Sin embargo, en Australia, una marca que incluya un apellido será rechazada si la oficina de marcas lo considera común. Los apellidos se considerarán comunes a efectos de marca si aparecen más de 750 veces en el censo electoral australiano.

Arabia Saudita

No se pueden registrar marcas con productos y servicios que estén prohibidos en Arabia Saudita. Por ejemplo, los productos derivados del cerdo y las bebidas alcohólicas están prohibidos en este país.

Conclusión

En definitiva, lo más importante para que su marca sea aceptada es que no infrinja los derechos de los anteriores titulares de marcas y que permita identificar el origen de los productos o servicios que ampara.

Dado que los criterios difieren en los distintos países, antes de proceder a presentar una solicitud en el país que le interese, es importante informarse sobre la legislación en materia de marcas y también realizar una búsqueda de marcas de antemano.

Una búsqueda de marcas le ayudará a saber si existen otras marcas similares o idénticas a la suya, y si su marca cumple criterios como no ser genérica o meramente descriptiva. 

Si prefiere una orientación adicional para iniciar el proceso de registro de su marca, ¡póngase en contacto con nosotros ahora!
 

Autor: Solange Rámirez, Trademark Consultant @ iGERENT.com

Share icon

Contáctenos