Cómo y porqué registrar una marca en Malta

Los derechos sobre una marca comercial en Malta le corresponderán a la persona o compañía que haga primer uso de la marca dentro del territorio. Si bien no es obligatorio registrar la marca en Malta, en la práctica es altamente recomendable que se haga, para que entre otras razones quien la registre goce de presunción legal respecto de la titularidad de la marca, prevenir futuros reclamos respecto a la titularidad de la misma y facilitar la presentación de acciones en casos de infracción marcaria o uso indebido de marca por parte de terceros.

Para obtener un registro valido de marca en Malta, esto puede hacerse, ya sea registrándola localmente a través del Departamento de Comercio de Malta (IPS), o como una marca de la Unión Europea (EUTM), caso en la cual a su vez se otorgará protección en todos los otros miembros de la UE.

Si registra una marca combinada (marca que incluye tanto elementos denominativos como figurativos) en Malta, el derecho exclusivo de uso de la marca se limita a un uso de esta en la configuración o modo exacto a como haya sido registrada. Si desea usar los elementos denominativos de su marca de forma separada a los elementos figurativos o de diseño (o vise versa), es recomendable que registre otra marca que incluya solo aquellos elementos que desea usar de manera separada.

Es importante señalar que si un tercero eventualmente registra una marca que incluye elementos que puedan ser considerados parecidos a la suya, en conexión a productos o servicios similares, como dueño de una marca registrada tendrá el derecho a presentar acciones legales contra el registro de la marca conflictiva.

El proceso de registro de marca en Malta no contempla la posibilidad que terceros puedan presentar acciones de oposición contra el registro durante su tramitación. En caso que terceros sientan que el registro de una marca perjudique sus derechos, podrán presentar acciones de revocación/cancelación en contra del registro de la marca. Las probabilidades de éxito de dichas acciones variarán dependiendo de las circunstancias de cada caso.

Si bien una marca no debe estar en uso para que se registre, en caso de no ser usada por un periodo consecutivo de cinco (5) años después de su registro, terceros podrán presentar acciones de cancelación de marca basada en la falta de uso de la marca. Para prevenir esto, el uso de la marca debe ser a escala comercial.

Las marcas registradas en Malta tendrán un periodo de vigencia de diez (10) años contados desde la fecha de solicitud, pudiendo ser renovadas indefinidamente por periodos adicionales de diez (10) años. Una marca puede renovarse hasta seis (6) meses antes de su fecha de vencimiento. A su vez existe un periodo de gracia para la renovación tardía de la marca de seis (6) meses posteriores a su vencimiento, caso en el cual será necesario pagar un recargo por renovación tardía. 

 

¿Qué dicen nuestros clientes sobre nuestros servicios?

Customer Reviews

Clientes que ya confían en nosotros