Preguntas Frecuentes - Diseños Industriales

Preguntas Frecuentes - Diseños Industriales

Todo lo que debe saber sobre los servicios de iGERENT

En materia de propiedad industrial, un diseño se define como la apariencia u ornamentación específica de la totalidad o parte de un producto, que lo hace nuevo y diferencia del resto en el mercado, sin tener en consideración las característica técnicas o funcionales del mismo. 

La apariencia de cualquier producto, ya se haya hecho de forma artesanal o como resultado de un proceso industrial, incluyendo los embalajes, símbolos gráficos y caracteres tipográficos. Las partes de productos desmontables también son protegibles.

El propietario de un diseño industrial registrado está facultado a impedir que terceros fabriquen, vendan o importen artículos que ostenten o incorporen un diseño que sea una copia del mismo diseño protegido, cuando esos actos se realicen con fines comerciales.

Para obtener la protección de un diseño, es necesario presentar una solicitud, junto con la pertinente documentación y representación gráfica del mismo ante el órgano territorial correspondiente. 

En ciertos países, los diseños industriales están protegidos por el Derecho de patentes y se conocen como “patentes de diseño”. En función de la legislación nacional de que se trate y del tipo de diseño, los diseños industriales pueden además estar protegidos como obras de arte en virtud de la legislación sobre derecho de autor.

La Clasificación de Locarno es una Clasificación Internacional para los diseños industriales, utilizada por 54 países.  Además, la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), la Oficina de Propiedad Intelectual del Benelux (BOIP), la Organización Africana de la Propiedad Intelectual (OAPI) y la Organización Regional Africana de la Propiedad Intelectual (ARIPO) utilizan también esta Clasificación para el registro de diseños industriales. 
 
Consta de de 32 clases y 219 subclases con notas explicativas, y una lista alfabética de productos. A pesar de que su uso es voluntario, permite la presentación de solicitudes de diseño con referencia a un sistema de clasificación único, que facilita las búsquedas de dibujos y diseños industriales y evita un trabajo considerable de reclasificación cuando se intercambian documentos entre oficinas a nivel internacional.

Los diseños industriales, al contrario que las marcas, no pueden renovarse indefinidamente y tienen un periodo de validez determinado en función de la jurisdicción de que se trate. Generalmente, suelen concederse por un periodo inicial de 5 años, que puede renovarse por períodos sucesivos de cinco años hasta un total de 25 años en los países donde la duración es más larga.

Los diseños industriales protegen la apariencia singular y novedosa de un producto, mientras que las patentes no protegen lo estético, y se centran exclusivamente en la protección de la solución a un problema técnico.

Contáctenos