Usurpación de nombres de dominio (cybersquatting) | iGERENT

Usurpación de nombres de dominio (cybersquatting)

Tarda menos de 5 minutos registrar un nombre de dominio, con un costo promedio menor a 10 dólares por dominio. Sin embargo, en un ámbito en que el primero que llega tiene derechos sobre el dominio (“first come, first served”), son varios los casos de abuso que pueden y suelen ocurrir. Como lamentablemente suele ocurrir, no todas las personas actúan de manera ética.

¿Qué ocurre si un tercero registra un nombre de dominio con el fin de colgarse o aprovecharse de la marca comercial de un tercero? En corto, la marca sufre. 

Si desea saber en qué consiste la usurpación de dominio (cybersquatting) y las consecuencias que esto tiene sobre marcas comerciales, continúe leyendo.

¿Qué es la usurpación de dominio (cybersquatting)?

La usurpación de dominio (cybersquatting) se da cuando alguien registra un nombre de dominio de mala fe con la intención de beneficiarse económicamente de una marca comercial sobre la cual no tiene derecho alguno. Esto puede llevar a disputas de dominio entre el dueño o titular de una marca comercial y el dueño del nombre de dominio.

El modo de usurpar un dominio no se limita en el registro de una única versión del dominio, sino también de todas sus posibles variantes. Esto incluye el registro en dominios como .biz o .net (o cualquiera de las extensiones disponibles), como a su vez distintas variantes en su modo de escribir o abreviaciones.

¿Cómo afecta a los dueños de una marca comercial?

Cuando uno registra un nombre de dominio, uno mantiene los derechos de usar tal dominio hasta que dicho registro expire y no sea renovado. Por lo anterior, la usurpación de dominio puede afectar severamente la marca de otro, incluso si simplemente se previene que el dueño de una marca comercial idéntica no pueda usar dicho dominio.

Sin embargo, las acciones que perjudican a los dueños de marcas pueden ir más allá a simplemente prevenir que puedan usar un dominio idéntico a su marca registrada. En algunos casos, dicho dominio puede redirigir a quienes visitan al dominio a otras páginas, sean estas páginas obscenas o páginas con contenido que corresponda a los de la competencia. Estas acciones pueden afectar de manera bastante negativa la reputación de una marca.

Son muchas las empresas que no toman los resguardos necesarios para prevenir ser víctimas de acciones de usurpación de dominio (cybersquatting). Los usurpadores saben la importancia e impacto que sus acciones pueden tener, teniendo claro que en la mayoría de los casos será menos caro y engorroso para los dueños de marca acceder a comprarles los dominios en vez de iniciar acciones para intentar que se les traspasen dichos dominios.

¿Qué derechos tienen los dueños de marcas comerciales?

Los derechos que tengan los dueños de una marca dependerán del país o las extensiones de dominio en la cual se hayan registrados los dominios.

En los Estados Unidos, el dueño de una marca comercial podrá ejercer acciones legales basados en el Anticybersquatting Consumer Protection Act (ACPA). Bajo este acto, para que los dueños de una marca puedan ejercer una acción con resultados exitoso, deberán probar lo siguiente:

- Que quien registro el dominio lo hizo de mala fe y con la intención de beneficiarse económicamente.
- Que el nombre dominio haya sido registrada antes de la fecha en que fue registrada la marca.
- Que el nombre de dominio sea idéntico o confusamente similar a la marca.
- Que el dueño de la marca haya sido el primero en usar la marca distintiva.

La Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI) también cuenta con un sistema de arbitraje para resolver estos asuntos sin la tener que ejercer acciones legales ante tribunales nacionales. Ejemplo de esto es el famoso caso entre el futbolista Wayne Rooney y Huw Marshall. A principios del 2002, Marshall registro el dominio WayneRooney.com después de haber visto jugar en vivo a Wayne Rooney. Marshall justifico su acción diciendo que dicho sitio era un tributo a Wayne Rooney. Sin embargo, en el 2006 un panel de la OMPI rechazo la justificación de Marshell y lo ordeno a traspasar los derechos que tenía sobre el nombre de dominio a Ronney en un plazo de 10 días.

Conclusiones

Las acciones de usurpación de dominio han ido incrementando desde los 90's. Por esta razón distintos gobiernos e organizaciones internacionales han buscado legislar y crear las instancias en que victimas puedan tomar acciones en contra de dichos actos.

Si está comenzando un nuevo negocio, asegúrese de revisar y registrar los dominios idénticos a su marca antes de solicitar el registro de su marca.

Si usted ha sido víctima de una acción de usurpación de dominio (cybersquatting), puede contactarnos para recibir la opinión de uno de nuestros especialistas respecto a su situación.