Malasia firma el Protocolo de Madrid

Malasia firma el Protocolo de Madrid

 

Malasia se convirtió el 27 de Septiembre del 2019 en el 106º estado miembro del Protocolo de Madrid.

Esto significa que el protocolo entrará en vigor en Malasia el 27 de Diciembre del 2019, fecha desde la cual solicitantes extranjeros podrán registrar su marca en Malasia a través de la OMPI en lugar de tener que presentar solicitudes de registro de marca en la Oficina de Malasia directamente. También permitirá a los cuidadanos y empresas de Malasia utilizar el Protocolo de Madrid para sus registros en el extranjero.

La adhesión de Malasia significa que el protocolo de Madrid cubre ya 122 territorios.

¿Cómo funciona el Sistema de Madrid?

Requisitos

Para poder hacer uso del sistema, el solicitante debe cumplir con al menos uno de los siguientes requisitos:

  • Tener la nacionalidad de un país que sea parte del Arreglo o Protocolo de Madrid; o
  • Tener su domicilio en un país que sea parte del Arreglo o Protocolo de Madrid; o
  • Tener un establecimiento industrial o comercial que cumpla con la normatividad de un país que sea parte del Arreglo o Protocolo de Madrid.

Esto a su vez determinará el país de origen del solicitante.

El Proceso de Solicitud

La primera etapa del proceso es tener una marca registrada o al menos una marca solicitada en el país de origen. Esta se debe hacer a través de la oficina local, de acuerdo a la normativa propia de cada país. Una vez que la marca este solicitada o registrada, se podrá solicitar directamente a través de la oficina local la extensión de la marca a través de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), para uno o más países miembros del sistema de Madrid.

 

Cada oficina local a que se haya extendido la marca procederá entonces a examinar que dicha marca cumple con los requisitos de registrabilidad, pudiendo cada país de manera independiente aceptar o denegar el registro de la marca.

Para más información, lea nuestro artículo completo sobre el Sistema de Madrid para marcas.

Autor: Victoire Bauvin Trademark Consultant @ iGERENT